Petit Bangkok

Dirección
C/ de Vallirana, 29
Sant Gervasi | Barcelona
Cocina: Tailandesa

Horario
Ma. a Sá. de 13:00h a 15:30h
y de 20:00h a 23:00h

Tlf. 616 18 51 96
Reserva: Sí

Calificación
Comida: Muy buena
Calidad | Precio: Muy buena
Servicio: Muy bueno
Ambiente: Muy bueno
Coste: €€

El Petit Bangkok es uno de esos restaurantes que hemos intentado reservar un par de veces y en las dos ocasiones nos respondieron con un “Está lleno”. Dicen que a la tercera va la vencida, debe ser cierto porque así fue. Si tenéis la intención de ir a este restaurante si o si tendréis que reservar, y si es con una semana de antelación mejor!
En cuanto a la carta, está dividida en los siguientes apartados: entrantes, ensaladas, sopas, wok y currys. Además de tres tipos diferentes de arroces para acompañar y dos pad (plato típico tailandés a base de tallarines o fideos de arroz).

Encabezando el desfile unos pho piaped, rollitos picantes de pasta de arroz con pato, verduras y menta fresca acompañado de una salsa agridulce. Seis porciones muy frescas acompañadas de una salsa agridulce que aportaba un toque bastante más sabroso. El pato estaba muy tierno y bien proporcionado con el relleno de verduras. Un plato que encontramos más bien normalito si lo comparábamos con los que vienen a continuación.

IMG_6502r

pho piaped

Segundo entrante: karee puff, tres empanadillas de pollo a la pimienta y curry con verduras acompañadas de una salsa dulzona y espesa (la textura nos recordó a la melaza de arroz). Este entrante nos gustó mucho. El curry nos dejó con ese sabor tan agradable y que tanto nos gusta, además de los trozos de pollo bien jugosos. Como en la mayoría de los casos, la salsa que acompaña suele potenciar el sabor del plato y, en este caso, el dulzor de la salsa les iba muy bien a estas empanadillas. Un entrante estupendo y muy rico!

IMG_6506r

karee puff

Raras veces pedimos sopa a no ser que nos llame mucho la atención. Ese día nos apeteció pedir una de las que tenían en carta, una tom khakai, sopa de leche de coco, aroma de hierbas thai y trozos tiernos de pollo. A parte del pollo, también llevaba setas troceadas. Las hierbas thai desprendían un olor y un sabor muy bueno, sobretodo la lemon grass (pasto de limón comúnmente usado en té, sopas y currys) que intensificaba aún más su sabor y si la mordéis notaréis que es bastante fuerte. Si os gusta probar platos diferentes, este es el vuestro!

IMG_6527r

tom khakai

Pasamos a los platos principales para compartir. Optamos por un wok y otro de curry para así poder valorar mejor las dos especialidades del Petit Bangkok. De entre todas las variedades de woks, escogimos el priaw wan, auténtica salsa thai agridulce a base de piña natural con verduras. Tanto en los woks como en los currys puedes elegir el tipo de carne o marico que quieres añadir. Puedes escoger entre: pollo, cerdo, ternera, pato, langostinos, sepia (solo en woks) y si lo prefieres sin carne puedes elegir la opción de verduras con tofu. En nuestro caso la opción fue la de langostinos para el wok. Las verduras estaban bien cocinadas y crujientes, los langostinos tenían tamaño aceptable y muy buen sabor. Por último, la salsa agridulce que bañaba el plato estaba bien equilibrada y no se nos hizo pesada, es más, nos la acabamos con cuchara!

IMG_6514r

priaw wan con langostinos

Y un buen curry para acabar con el festín. Ofrecen cuatro tipos de curry: amarillo, massaman, rojo y verde. Los grados de picante están representados desde una a cuatro guindillas, el amarillo es el más suave y el verde es el más picante de todos. Nosotros ya habíamos probado el curry verde del Petit Bangkok en otra ocasión y aunque somos de sabores fuertes, no pudimos terminarnos el plato… Si os gusta el picante tanto como a nosotros podéis atreveros con este plato, pero cuidadin!
Nosotros esta vez escogimos el curry rojo con pollo, que lleva verduras como el calabacín, brócoli o judía tierna. El curry rojo estaba riquísimo, con un nivel de picante perfecto! Acompañado con trozos de verdura cortados en grandes porciones. Siempre pedimos un bol de arroz blanco para acompañar el curry y así equilibrar la sensación de picante en los labios. De los dos principales este fue el ganador sin duda alguna!

IMG_6525r

curry rojo con pollo

Quedamos empachados con estos cinco platos, así que decidimos no tomar postre e ir a dar un paseo para bajar la comida. Quizás podíamos haber prescindido de uno de los platos, pero ya nos conocéis!

Para vuestro interés… Disponen de take away y podéis ver la carta clicando aquí.

CALIDAD | PRECIO
Los dos entrantes, la sopa, dos principales y dos aguas, sumaron un total de 46,05€. La calidad que ofrecen es muy buena y las verduras están muy frescas. Quizás echamos de menos una mejor presentación de los platos y una vajilla un poco más típica tailandesa. Lo bueno de este restaurante es que la mayoría de los platos, por no decir todos, son típicos del país y están muy bien elaborados.
Tanto los woks como los currys tienen precios diferentes dependiendo de la carne o el marisco que se añada. El wok y el curry que escogimos nosotros tienen un precio de 11,50€ y 10,50€ respectivamente. Las proporciones y la calidad se adecuan perfectamente al precio que pagas.

SERVICIO | AMBIENTE
El servicio transmite buen rollo con su simpatía, sobretodo Dani con la recomendación y acierto de la sopa tom khakai. Trabajan varios camareros y eso hace que las mesas nunca lleguen a estar desatendidas. Se nota que llevan tiempo trabajando porque saben perfectamente qué recomendar a sus comensales y el sabor e ingredientes de cada plato. Un trato correcto y muy amable.

Este local se encuentra en una calle poco transitada y muy silenciosa, o al menos fue la sensación que nos dió al pasear por delante del Petit Bangkok. Lo primero que valoramos muy positivamente fue la cantidad de luz natural que entra en el interior gracias a los grandes ventanales que rodean la fachada. Una vez dentro ya pudimos empezar a fantasear con las olores que nos llegaban directamente de la cocina y de los platos que Dani y su equipo iban sacando para ser devorados por los comensales. Una zona de espera encantadora y muy acogedora justo al lado de la entrada, con un piano y un armario coloreado como separador de estancias.
Todo el diseño interior está basado en colores cantones y estridentes que en vez de molestar a la vista, lo que realmente provocan es alegría y ganas de sentarse en la mesa para seguir disfrutando. Quizás el punto negativo que encontramos fue la cercanía entre mesas y lo ruidoso que llega a ser el local. Nos gusta poder mantener una conversación sin tener que preocuparnos del típico vecino cotilla que quiere poner la oreja. La próxima vez iremos en turno de noche para poder disfrutar del ambiente con esos farolillos de colores colgando del techo.

interior

interior del local

Si te gustó, te gustará… Bangkok Café

2017-03-02T12:30:44+00:00 18 octubre, 2015|

No hay comentarios

  1. kapje octubre 18, 2015 en 8:15 pm- Responder

    Pues fíjate yo había ido a este restaurante cuando estaban en otro local (a dos calles muy cerquita) hace muchos años y en ese momento no me pareció nada asombroso. De un tiempo a esta parte oigo buenas criticas quizás tengo que ir a este nuevo local, lo pensaré jejeje

    • Very Tasty Blog octubre 18, 2015 en 9:06 pm- Responder

      No lo conocimos cuando estaban en el anterior local, pero la verdad es que nos ha gustado mucho! Si vas ya nos explicarás tu experiencia 😉

      Un abrazo,
      Ana y Albert

  2. Mis Cositass octubre 18, 2015 en 8:50 pm- Responder

    Me encanta su curry rojo! 😋

    • Very Tasty Blog octubre 18, 2015 en 9:07 pm- Responder

      Y el curry verde es una pasada pero difícil de comer sin echar fuego por la boca 😜

      Un abrazo,
      Ana y Albert

  3. vincentymia octubre 20, 2015 en 3:24 pm- Responder

    Qué envidia nos dais. 😜 De asiáticos estáis muy puestos.
    Como siempre que buena pinta.
    Un saludo
    Vincent y Mia.

    • Very Tasty Blog octubre 20, 2015 en 6:11 pm- Responder

      Buenas Vincent y Mia,

      La verdad es que cada día estamos más al loro de la cocina asiática en Barcelona 😊 Nos encanta este tipo de comida y por eso nuestro blog se ha especializado en lo oriental 😁

      Gracias por vuestro comentario y seguiremos descubriendo locales que nos hagan llorar de emoción!

      Un abrazo,
      Ana y Albert

  4. […] Tras el éxito de Petit Bangkok en el barrio de Sant Gervasi, abren su segundo restaurante en una de las zonas más populares de […]

Deje su comentario