Panko

Dirección
C/ de Viladomat, 249
Eixample | Barcelona
Cocina: Nikkei

Horario
Lu. a Sá. de 13:30h a 16:00h
y de 20:00h a 23:00h

Tlf. 93 118 34 36
Reserva: Sí
Menú: menú a 15,90€

Calificación
Comida: Excelente
Calidad | Precio: Muy Buena
Servicio: Bueno
Ambiente: Bueno
Coste: €€€

Panko es una especie de “pan rallado japonés” y el nombre de este pequeño local de cocina nikkei situado en el Eixample de Barcelona. Al mando encontramos al chef David Guevara, quien describe su cocina como resultado de la unión de dos grandes culturas, la peruana y la japonesa. Pero Guevara no está solo, le acompañan la cocinera Leila y su ayudante de cocina Gabriel. Juntos elaboran platos tradicionales peruanos, como el chirashi de cangrejo o la causa, influenciados por la minuciosa estética japonesa. Estos son algunos de los platos que tuvimos el placer de degustar… entre otros!

De interés… Disponen de menú semanal por 15,90€ con entrante + plato principal + postre (bebida incluida).

El menú ofrece gran variedad de platos entre nigiris, causas, rolls ceviches, tartares, carnes y postres. Nosotros intentamos seguir este orden eligiendo un plato, o dos, de cada. Y alguno fuera de carta también, no lo podemos evitar. Empezamos con un par de nigiris otoro, ventresca de atún con mantequilla de sisho verde. El corte de atún estaba sutilmente flameado, aportando un toque muy rico. La mantequilla proporciona untuosidad al pequeño bocado y, por último, el toque picante final de la hoja de shiso.

nigiri otoro

Seguimos con la familia de nigiris con este par de corvina con leche de tigre de ají amarillo. La leche de tigre es el caldo que queda una vez marinado el pescado crudo. A este jugo se le añade una combinación de cítricos, ajíes y cebollas. Al añadir ají amarillo a la leche de tigre, se obtiene ese color amarillento que tanto contrasta con el de la corvina. Nos gustó mucho su sabor y textura cremosa, aunque el arroz estaba demasiado suelto y era difícil de coger…

nigiri de corvina

Y ahora uno de nuestros platos peruanos favoritos, la causa de salmón szechuan con patata prensada y aliñada con ají amarillo, lima y aguacate. El corte del salmón nos recordó al de un tataki, sellado y aderezado con pimienta de sichuan y sésamo. A nosotros nos encanta mezclarlo todo junto con la crema que acompaña el plato.

causa de salmón szechuan

Pasamos a un espectacular anticucho, corazón de res (ternera) anticuchado. Esta carne es adobada previamente y marcada a la plancha. Al corazón le acompaña una cama de puré de patata. Este es uno de los platos que escogimos fuera de carta y muy recomendable. Para quien no haya comido nunca corazón, que sepáis que también era nuestra primera vez y nos gustó mucho. La carne es más dura pero al final te quedas con el potente sabor del adobo!

anticucho de corazón de res

Otro plato escogido fuera de carta, el mini okonomiyaki con carne de ternera, gamba, col, mayonesa japonesa, salsa de okonomiyaki y katsuobushi (bonito seco) por encima. Un plato más pequeño de lo normal, o de lo que estamos acostumbrados, pero con un sabor exquisito. Nos sorprendió mucho y positivamente. Nos encantó la textura melosa y encontrarnos con la carne en la base del okonomiyaki. Todo un acierto que no dudaríamos en repetir!

okonomiyaki

Seguimos con un ura-maki-pulpo, roll con cebolla japonesa, pulpo de roca y salmón glaseado con mayonesa de sriracha (salsa de chili fermentado). El salmón glaseado encima del maki y el pulpo, junto con el aguacate, en su interior. Nos gustó la combinación de los ingredientes y sobretodo el sabor que aporta el flameado.

ura-maki-pulpo

Y para acabar, chirashi de buey de mar, una versión del clásico cangrejo reventado con ají amarillo, tortilla y cilantro. Y aunque su aspecto no sea de lo más apetecible, os podemos asegurar que es una auténtica pasada. Posiblemente el mejor plato de todos los que probamos aquí. El coral del buey de mar (interior) está mezclado con la salsa de ají amarillo. En cambio las patas vienen enteras y no os podéis olvidar de morderlas y chupetear! Un plato tremendo que difícilmente podremos olvidar…

chirashi buey de mar

Para los postres escogimos el mochi de maracuyá. De sabor estaba bueno pero la pasta de arroz no tenía nada que ver con el mochi tradicional. Se nos acabó rompiendo por debajo y el interior estaba totalmente deshecho. No fue el mejor postre para poner punto final a una comida tremenda.

mochiai de maracuyá

CALIDAD | PRECIO

Nigiri otoro (1 ud. a 3,5€), nigiri de corvina (1 ud. a 3€), causa de salmón szechuan (a 6,5€), anticucho (a 10,5€), okonomiyaki (a 7€), ura-maki-pulpo (8 ud. a 15€), chirashi de buey de mar (a 14,9€), mochiai (1 ud. a 4€), tres copas de vino blanco y agua… suma un total de 86€. En general nos parece un precio racionable aunque hubo un detalle que no nos gustó mucho. Pedimos dos copas de vino blanco y una de ellas se rompió dejando prácticamente toda la copa llena (apenas dimos un sorbo). Nuestra sorpresa fue encontrarnos con el cobro de 3 copas de vino blanco en la cuenta final… No se trata del precio sino el detalle hacia el cliente. Por otro lado, encontramos que el producto es de buena calidad y en general pasamos un buen rato comiendo!

SERVICIO | AMBIENTE

El local está situado detrás del Hospital Clínic, en Viladomat con Rosselló. Pasa un poco desapercibido por su fachada simplona pero lo que cuenta es la comida, o almenos para nosotros. No tiene nada que ver la estética del local con la presentación de los platos. Nos sorprendió la elaboración de cada uno de ellos y la preocupación por el detalle. Muchos de los platos venían en “vajilla” diferente y la que más nos gustó fue la del tronco para los nigiris y sushi. Estuvimos muy tranquilos. Decidimos sentarnos en la terracita para mejorar la calidad de las fotos. El interior del local es sencillo pero acogedor. Tienen pocas mesas y una amplia barra donde poder observar la elaboración de los platos que salen de cocina. En general el trato que recibimos fue bastante correcto (obviando el incidente comentado anteriormente) y salimos muy contentos con la recomendación del camarero, acertó de lleno con el anticucho!

2017-08-06T19:25:39+00:00 6 Agosto, 2017|

Deje su comentario