Melrose Dumpling House

Dirección
C/ de Calàbria, 204 Bis
Eixample | Barcelona
Cocina: Japonesa

Horario
Lu. a Sá. de 13:30h a 15:30h
y de 20:30h a 23:00h

Tlf. 93 280 93 67
Reserva: Sí

Calificación
Comida: Excelente
Calidad | Precio: Buena
Servicio: Muy bueno
Ambiente: Bueno
Coste: €€

Descubrimos al hermano desconocido del famoso Yoi Yoi Gion, otro restaurante que recomendamos 100%. Y aunque parezca un “New in town“, no lo es en absoluto. Melrose Dumpling House lleva abierto desde el 2015, y nadie se había dado cuenta de sus grandes virtudes. El ambiente del local y hasta el propio Masahiro, quién dirige el cotarro, rompen los esquemas de cualquiera que vaya con la intención de encontrarse con la típica izakaya. Un cowboy salido del oeste elaborará gyozas en directo y servirá las delicias que veréis a continuación. ¡Yeehaw!

Bar de gyoza, con una carta sin mucho secreto. Doce tipos diferentes de empanadilla japonesa casera y algunos platos principales para acompañar. Si, esta vez lo decimos al revés y no nos hemos vuelto locos. En Melrose el gyoza se convierte en el actor principal dejando los demás en un segundo plano, aunque también están muy ricos!

elaboración de las empanadillas

plancha de Masahiro

Elegimos tres de los doce tipos de gyoza. El primer surtido fue el recomendado, con relleno de langostino y vieira. Seis unidades de empanadillas melosas y bien rellenitas. Masahiro no escatima en el relleno!

gyoza de langostino y vieira

El segundo turno fue para nuestras favoritas, las empanadillas rellenas de pulpo (también seis unidades). Nos sorprendió que llevara la salsa utilizada para los takoyaki (bolas rellenas de pulpo, muy típicas en Osaka) ya que nunca antes habíamos visto los gyoza con esta salsa por encima. De sabor estaban espectaculares. La combinación era perfecta… Si te gustan los takoyaki no dudes en coger este plato!

gyoza de pulpo y salsa takoyaki

Por último, y fuera de carta, las empanadillas rellenas de cordero con sal y picante espolvoreado por encima. Un sabor indudablemente exquisito a juego con la chispa del picante, apto para todos los públicos!

gyoza de cordero con sal y picante

Ahora pasamos a lo que llamaríamos platos principales. Decidimos coger el ramen de sal, el favorito del chef por su sabor intenso. Para ser sinceros, al tratarse de un local especializado en el gyoza, no nos esperábamos gran cosa en cuanto al ramen. En general se trataba de un ramen normalito. El huevo estaba bien, al igual que el chasu, aunque a la sopa le faltaba un poquito de alegría. Nos sorprendió gratamente el sabor del caldo… estaba muy bueno! Así que lo consideramos un acompañamiento genial para las empanadillas.

Además del ramen de sal ofrecen tres tipos más: ramen de soja, ramen de miso y ramen frío.

ramen de sal

Seguimos con un tonkatsu o filete de cerdo rebozado y salsa tonkatsu. El rebozado estaba muy rico y bien frito. Y aunque se trata de un plato simple, acompaña a la perfección los otros platos.

tonkatsu

Por último, pedimos unagi kabayaki, brochetas de anguila a la plancha con salsa unagi y pimienta por encima. Tenemos una gran adicción a la anguila. Nos gusta cocinada de todas las maneras posibles y por haber. Tierna, jugosa y de un sabor característico y delicioso. Un final de película que daba paso, por fin, a los postres.

unagi kabayaki

De postres pedimos un mochi de té verde helado y taiyaki. Al mochi lo conocéis la mayoría, en este caso estaba helado y, obviamente, la textura es bastante más dura. Tenía un buen sabor, aunque bastante pequeño. Por otro lado teníamos el taiyaki, un pastel japonés en forma de pez relleno de azuki (judías negras). Este nos gustó mucho, un postre caliente y dulce que sienta la mar de bien!

mochi de té verde helado

taiyaki

CALIDAD | PRECIO
Gyoza de langostino y vieira (6 ud. a 13€), gyoza de pulpo (6 ud. a 8,20€), gyoza de cordero (6 ud. a 12€), ramen de sal (a 11€), tonkatsu (a 9€), brochetas de anguila (2 ud. a 13,50€), mochi de té v erde (a 2,80€) y el taiyaki (a 4,80€) y dos aguas… suma un total de 79,30€. Los precios de las empanadillas son un poco elevados. Aunque se trata de gyoza caseras, muy buenas y diferentes a lo que solemos encontrar, creemos que el precio se podría ajustar. No vamos a discutir la calidad del producto porque se ve de primera mano que todo lo que tiene es muy bueno. El ramen también tiene un precio demasiado alto… comparándolo con otros locales dedicados exclusivamente a elaborar esta sopa. Lo calificamos de bueno en calidad/precio ya que el producto es muy rico aunque no tanto el precio…

SERVICIO | AMBIENTE
Melrose está ubicado en una zona poco concurrida, de ahí que mucha gente (incluido nosotros) desconociera de su existencia. El local no es una pasada de bonito pero la decoración enternece. Nos encantó el pez fugu colgando del techo, los cactus encima de la barra y el sombrero del chef. No encontraréis más de una persona trabajando en el local, y esta persona es Masahiro. Él os atenderá, os cocinará y os contará cositas del local, pero no esperéis que os lleve la comida a la mesa. Se convierte en un self-service desde el momento en que el cowboy deja los platos recién hechos encima de la barra. A partir de ahí es decisión tuya si quedarte con hambre o bien levantarte de la silla y recoger tu pedido. Y aunque el concepto es bastante inusual y chocante, acabas con una sonrisa de oreja a oreja. Entre empanadilla y ramen, nos pusimos a hablar Masahiro y nos contó que él era el hermano del dueño de Yoi Yoi Gion. Al no ser tan conocido y tener bastante menos clientela, optaron por hacer del Melrose el distribuidor de empanadillas de este. Así que ya sabéis, si algún día os apetece un curry udon acompañado de gyoza en Yoi Yoi Gion, que sepáis que estas empanadillas tan ricas las hace el jefe Masahiro.

2017-05-07T20:52:36+00:00 7 mayo, 2017|

Deje su comentario