Final Feliç

Dirección
C/ del Marquès de Campo Sagrado, 27
Sant Antoni | Barcelona
Cocina: Asiática

Horario
Ma. a Sá. de 13:30h a 15:00h
y de 20:30h a 23:00h
Lu. de 20:30h a 23:00h

Tlf. 93 539 28 06
Reserva: Sí
Menú: de mediodía a 19,90€

Calificación
Comida: Excelente
Calidad | Precio: Muy buena
Servicio: Muy bueno
Ambiente: Excelente
Coste: €€€

Final Feliç no es más que un spoiler de la experiencia gastronómica en este restaurante. Los culpables de revelar el desenlace son Rakel Blasco y Marc Santamaria, también propietarios del exitoso Casa Xica y el cual recomendamos hacer una visita. Final Feliç nace de la necesidad por ampliar la creatividad y la innovación de la cocina, queriendo profundizar en el mundo de los ahumados y fermentados. Aquí encontraréis cocina de Km 9.823 y sin moveros de Barcelona viajareis directamente a Shanghái, donde la pareja de cocineros adquirió gran experiencia.

De interés… Disponen de menú de mediodía (de Martes a Viernes) con 3 platos, postre, bebida, pan y café por 19,90€. También ofrecen menú degustación a 60€ y maridaje a 25€.

Empezamos con un plato que ellos han bautizado como ajo blanco coreano. Una deliciosa ostra del Delta, Kimchi blanco de melón y un chorretón de un buen aceite. La ostra viene cortada y sumergida en el cremoso de ajo blanco. Lo ideal es mezclar bien los ingredientes y llevarte una buena cucharada a la boca. Es un plato muy refrescante y de muchos matices.

ajo blanco coreano

A continuación, lomo de atún bluefin con tsukudani de shiitake y tirabeques de judías verdes con vinagre de jengibre encurtido. El atún es de excelente calidad, su textura melosa combina muy bien con el crujiente de los tirabeques y las setas shiitake, finamente cortadas y bien aderezadas.

lomo de atún bluefin

Seguimos con un plato muy visual, sashimi de vieira ahumada, curry verde tailandés y espárragos blancos fermentados cubiertos con leche de coco y lima rallada por encima. Un plato con un fondo potente y contrastes que nos gustaron bastante, aunque la textura del curry verde nos pareció demasiado terrosa y acabó cogiendo todo el protagonismo. Nos hubiera gustado algo más cremoso y suave, que hiciera de unión entre todos los ingredientes.

sashimi de vieira ahumada

Ahora viene un salmorejo de habanero y chipotle, acompañado de mozzarella ahumada y huevos curados con miso blanco. Plato igual de refrescante que el salmorejo tradicional, aunque de sabor no tienen nada que ver. El habanero le aporta un toque picante que a nosotros nos vuelve locos. Substituyen el jamón y el huevo duro por mozzarella ahumada y huevo, en este caso, curado con miso blanco. Uno de los platos que se llevan la estrella, sin duda alguna.

salmorejo de habanero y chipotle

En este menú tan asiático no podían faltar un par de gyoza como estas, rellenas de oreja de cerdo ibérico con fondo de vinagreta de coliflor fermentada. Bien marcadas y crujientes, con un interior bien meloso. La vinagreta le da un toque fuerte, además de los trocitos de col fermentada. Unas gyoza diferentes, gustosas y de buen tamaño.

gyoza de oreja de cerdo ibérico

Penúltimo plato, un tremendo arroz negro de pulpo ahumado a la brasa con merengue cantonés y pimentón rojo. El arroz negro de por sí tiene un sabor más potente gracias a la tinta de calamar, con la diferencia de que este incorporaba pulpo ahumado a la brasa. Se nos ponían los ojos en blanco con cada cucharada que nos llevábamos a la boca. Estaba realmente bueno, tanto de textura como de sabor. Que sepáis que este merengue cantonés es un substituto perfecto del famoso alioli…

arroz negro con pulpo ahumado a la brasa

Por último, el butakimchi de pluma ibérica Joselito con patatas fritas. La carne la maceran durante dos semanas y media con kimchi (fermentado de origen coreano) y las patatas previamente confitadas y bien fritas. La carne estaba muy tierna aunque nos hubiera gustado ver, y comer, más kimchi. De todos los platos que nos sirvieron, visualmente este fue el que menos llamó nuestra atención…

butakimchi

Para el postre nos dejamos aconsejar por Biel, quien nos guió a lo largo del menú. Y parece que el consejero acertó de lleno. Nos recomendó, sin dudarlo, el pastel de dátiles con crema de cacao, cacahuetes fritos y un poquito de picante por encima. Un postre brutal que aún recuerda con anhelo nuestro paladar. Para aquellos que os guste el dulce, este es vuestro Final Feliç !

pastel de dátiles con crema de cacao

CALIDAD | PRECIO
Ajo blanco coreano (1 ración a 13€), lomo de atún bluefin (1/2 ración a 9€), sashimi de vieira ahumada (1/2 ración a 6€), salmorejo de habanero y chipotle (1 ración a 13€), gyoza (2 ud. a 6€), arroz negro (1 ración a 17€), butakimchi (1/2 ración a 12€), pastel de dátiles (a 6€), agua y cafés… suma un total de 95€. Tanto la elaboración de los platos como su presentación, son un reflejo de la calidad de este restaurante. Utilizan productos mediterráneos y asiáticos con la finalidad de crear platos potentes y originales.

SERVICIO | AMBIENTE
El local se encuentra en el concurrido barrio de Sant Antoni, entre Ronda de Sant Pau y Av. del Paral·lel. Y aunque es relativamente nuevo en la ciudad, parece que ya han habido confusiones respecto al tipo de actividad (entre ellas una peluquería, quizás con “Final Feliç”). Nosotros buscábamos otro tipo de felicidad, la de nuestro paladar. Y es así como acabamos en el segundo restaurante dirigido por el mismo matrimonio que Casa Xica, es decir, un restaurante atrevido en todos los sentidos. Nos llamó mucho la atención ese inmenso toldo azulado con borlas doradas, una entrada que crea incertidumbre y, a su misma vez, curiosidad por saber más. En su interior está la intención de recrear la noche asiática, utilizando detalles como el neón de color y toques de luz tenue a lo largo del espacio. Se crea una atmósfera de tranquilidad y, lo más importante, intimidad para las mesas…

Los platos no llegaron solos a la mesa, los acompañó un servicio de lo más atento y cuidadoso. Biel Jover es su nombre, quien nos explicó cada uno de los platos y además nos aconsejó ese delicioso postre.

2017-11-02T16:57:04+00:00 20 agosto, 2017|

Deje su comentario