Can Kenji

Dirección
C/ Rosselló, 325
Gràcia | Barcelona
Cocina: Japonesa

Horario
Lu. a Do. de 13:00h a 15:30h
y de 20:30h a 23:00h

Tlf. 93 476 18 23
Reserva: Sí

Calificación
Comida: Excelente
Calidad | Precio: Excelente
Servicio: Muy bueno
Ambiente: Muy bueno
Coste: €€€

Can Kenji es el hermano mayor de AIUEnO, un izakaya situado justo delante de este. Abrió sus puertas en el año 2010, y hasta entonces no ha dejado de ser uno de los imprescindibles de Barcelona.

La carta es un tríptico con una gran variedad donde escoger. Además de dos hojas sueltas con las sugerencias del chef. Lo primero que hicimos fue mirar las recomendaciones. Ya teníamos claro que pediríamos ambas. Después nos centramos en la carta y fuimos escogiendo los platos que más nos llamaron la atención.

De las sugerencias, no nos pudimos resistir a las ostras… Últimamente nos estamos viciando a este pequeño manjar. Cogimos una de cada para variar, la primera es una ostra gouthier nr.3 y, la segunda, ostra oléron espacial nr.2. Ambas de origen francés, una de Normandia y la otra de Marennes-Oléron. La gouthier es ligeramente mas pequeña que la oléron, acompañada de gelatina de ponzu (empleada en la cocina japonesa) por encima. Por otro lado, la oléron vino acompañada de  la misma gelatina y cebollino. Ostras que buenas!

ostra_gouthier_cankenji_verytastyblog

ostra gouthier nr.3

ostra_oleron_cankenji_verytastyblog

ostra oléron espacial nr.2

El siguiente fue uno de los platos que más nos sorprendieron, se trata del tofu de hígado de rape con alga y salsa ponzu. No nos esperábamos que estuviera tan tan bueno. El sabor es bastante potente y la textura muy cremosa. El alga wakame y el nabo daikon le aportan un frescor estupendo…

tofu_rape2_cankenji_verytastyblog

tofu de hígado de rape con alga y salsa ponzu

Seguimos con el primero de los platos calientes, el tataki de caballo. Nunca lo habíamos visto en la carta de un restaurante japonés, es por este motivo que decidimos probarlo. Le acompañaba un puñadito de alga wakame, nabo daikon, zanahoria y jengibre con un aceite para mojar. Por dentro la carne estaba perfectamente cocinada, en cambio la encontramos demasiado tostada por la parte de fuera, incluso con zonas más bien quemadas. Eso hizo que la carne tuviera un sabor muy fuerte que no nos acabó de gustar. Este fue el único plato que no volveríamos a repetir…

tataki_caballo_cankenji_verytastyblog

tataki de caballo

Uno de los inventos más logrados es este onigiri de risotto de porcini (setas) a la plancha, envueltos en alga nori. Es bastante más denso que el onigiri tradicional, debido a que está elaborado con risotto de setas. Al morderlo se convierte en un bocado meloso con un sabor muy suave. El alga nori le da ese toque más salado y crujiente. Todo un acierto y muy recomendable!

onigiri_risotto_cankenji_verytastyblog

onigiri de risotto de porcini

El sushi siempre está presente en nuestras comilonas niponas. Una degustación de atún irresistible en la carta de sugerencias. Tres nigiris variados: atún rojo, ventresca “toro” y tartar de atún (gunkan). A cual más rico! Eso si, nosotros tenemos un favorito y es el gunkan de atún… Nos encanta la combinación de arroz con el alga y el exquisito atún por encima! Probarlos y entenderéis de qué estamos hablando…

nigiris_variados_cankenji_verytastyblog

degustación de atún

Al pedirlo no sabíamos de qué se trataba exactamente. Cuando lo vimos nos quedamos con la boca bien abierta, y no de hambre precisamente. Una gran bandeja con 8 “mini pastelitos” de caballa flameada, con cebollino o sésamo. No sabríamos explicar la sensación al comerlos. Se notaba la frescura del pescado y la perfecta elaboración de cada uno de ellos. Otro de los platos que recomendaríamos sin duda.

pastel_cavalla_cankenji_verytastyblog

pastel de caballa

Algunos pensareis que somos un poco pesados, otros amantes de este tesoro marino entenderéis nuestra adicción por el gunkan de erizo. Poco más que añadir, con la foto ya os podréis imaginar lo riquísimo que estaba y lo bien que nos sentaron!

gunkan_erizo_cankenji_verytastyblog

gunkan de erizo

Hasta aquí la primera tanda. A partir de aquí viene la segunda! El siguiente plato lo vimos salir una y otra vez de la cocina. La pareja sentada al lado nuestro también lo pidieron… tataki de atún con guacamole. Deliciosas y tiernas porciones de atún bien cocinado. Hecho ligeramente por fuera y más bien crudito por el centro. El guacamole le quedaba muy bien al atún.

tataki_bonito_cankenji_verytastyblog

tataki de atún con guacamole

Por último, esta tempura kakiage de setas y verduras. Acompañada de salsa de soja para mojar. Un plato muy agradecido por su simpleza y lo bien que le sienta al cuerpo. Nos encantó su textura crujiente en combinación con la salsa de soja.

tempura_kakiage_cankenji_verytastyblog

tempura kakiage de setas y verduras

Como aún teníamos hueco para un dulce, nos pudimos permitir este tiramisú de te verde y baileys. Un postre delicioso que no necesita muchas explicaciones. La textura es cremosa y el resultado fue de diez. Lo recomendamos muy mucho!

tiramisu_teverde_cankenji_verytastyblog

tiramisú de te verde y baileys

CALIDAD | PRECIO
Las ostras, los dos tatakis, el tofu, onigiri, dos degustaciones de atún, gunkan de erizo, pastel de caballa, la tempura, el postre, bebida y café, sumó un total de 92,90€. Las ostras tienen un precio de 2,80€ cada una. El tataki de caballo a 7,50€ y 9,80€ el tataki de atún. El tofu de hígado de rape a 5,60€ y los dos onigiris a 7,40€. La degustación de atún a 6€ cada una. El par de gunkan de erizo a 6,20€ y el pastel de caballa a 9,80€. La tempura a 7,80€ y el tiramisú a 4,50€. La calidad de todos los platos es indiscutible. La única pega fue con el tataki de caballo que no nos acabó de gustar. Por todo lo demás., perfecto!

SERVICIO | AMBIENTE
Es verdad que Can Kenji no tiene el mismo atractivo físico que su joven hermano AIUEnO. También es verdad que el chef Kenji quería dos restaurantes totalmente diferentes entre ellos. Can Kenji es lo más parecido a un izakaya, aunque en su versión más europea. Local estrecho y largo, con la cocina justo al final. Nosotros tuvimos el placer de estar sentados en la barra, viendo cocinar y elaborar los platos delante de nuestras narices. El diseño del local es simple y no tiene nada de especial, todo lo mágico se encuentra en esa pequeña cocina. El servicio es muy correcto y la experiencia fue para repetir!

cankenji_verytastyblog

Si te gustó, te gustará… La cuina de l’Uribou

2017-03-08T21:16:10+00:00 13 diciembre, 2016|

Deje su comentario